La recuperación energética es una fase esencial para regenerar los músculos y eliminar rápidamente las toxinas de la fatiga acumuladas durante el ejercicio. Debe realizarse preferentemente tan pronto se finalice el ejercicio. Complemento indispensable de la recuperación mecánica (masajes y estiramientos), la recuperación nutritiva e hídrica permite al organismo recuperar rápidamente sus capacidades.

LAS 4 ETAPAS DE UNA BUENA RECUPERACIÓN

 

1)LA REHIDRATACIÓN

Debe realizarse rápidamente al finalizar el ejercicio y suministrar los primeros elementos indispensables para el reequilibrio orgánico. La BEBIDA DE RECUPERACIÓN reúne estos elementos y está disponible en dosis individuales, lo que permite utilizarla inmediatamente en el lugar del evento.

 

2)LA REPARACIÓN MUSCULAR
Las proteínas se componen de aminoácidos que entran fácilmente en las fibras musculares para reparar las microlesiones provocadas por la actividad física. La BEBIDA DE RECUPERACIÓN, combinada con REGEPROT y las BARRAS HIPERPROTEICAS OVERSTIM.s, contiene aminoácidos ramificados que favorecen la síntesis proteica y aceleran la recuperación.

3)LA RECONSTITUCIÓN DE LAS RESERVAS ENERGÉTICAS
El restablecimiento de las reservas de glucógeno empieza con la BEBIDA DE RECUPERACIÓN. La asociación SPORDEJ + REGEPROT, que se toma en la hora que sigue al fin del ejercicio, completa este restablecimiento. Después de este tentempié, podrá consumir comida tradicional (preste atención a su hidratación y elija agua muy mineralizada así como alimentos alcalinos como plátanos, almendras,…).

 

4)EL APORTE DE ANTIOXIDANTES
La actividad física ocasiona una superproducción de radicales libres y acelera el envejecimiento celular. Una complementación adaptada de antioxidantes puede ayudarle a evitar este fenómeno. Los componentes del GEL ANTIOXIDANTE (beta-caroteno, vitamina E, zinc) contribuyen a neutralizar el exceso de radicales libres y juegan un papel de protección contra el envejecimiento celular.


¡Lo más vendido!